PESTO_ALBAHACA_ESPINACA

Ahora que nuestro clima en la ciudad está cambiando y el frío comienza a asomarse es un buen momento para incluir en nuestros huertos el cultivo de espinaca. Esta planta es muy resistente al frío (prefiere temperaturas entre 1ºC-24ºC), si se planta en temporada de calor tendrá una floración prematura y se pondrá demasiado amarga como para consumirla. No tolera una humedad excesiva por lo que debes prestar especial atención en que el suelo drene bien y te recomendamos regar cuando veas que el sustrato está a punto de secarse.

Ya que tendremos cosecha de espinaca vale la pena utilizara de manera creativa en la cocina. En esta ocasión la incluimos en una receta de pesto dándole un giro especial que te ayudará a intrigar a cualquier invitado, de la misma manera en que nuestros huerteros del mes de Septiembre se sorprendieron con este platillo fácil de preparar y con un sabor interesante.

En lugar de utilizar los típicos ingredientes del pesto (albahaca y piñones), dale un sabor original y distinto a esta receta utilizando espinaca y almendras (o si prefieres también puedes usar nueces).

Este pesto seguro te sacará de apuros si decides tener un poco en el refrigerador o en el congelador para agregarlo a distintos platillos que quedarán deliciosos sin que te consuman mucho tiempo y esfuerzo. Nosotros lo servimos en el curso de septiembre untado en rebanadas de pan, lo cual fue ideal como canapé para varias personas. Pero también puedes utilizarlo para cocinar pastas, pollo o pescado. Con cualquiera de las opciones quedará delicioso.

…………………………

Pesto de albahaca con espinaca

Ingredientes:

  • 3 1/2 tazas de albahaca fresca (lavada y desinfectada)
  • 3 tazas de espinaca (lavada y desinfectada)
  • 2/3 taza de almendras peladas
  • 1/2 taza queso parmesano 
  • 1 diente de ajo
  • jugo de 1 limón
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

…………………………

Coloca en la procesadora todos los ingredientes menos el aceite de oliva y procesa un poco para romper las hojas.

Agrega gradualmente el aceite de oliva hasta que se incorporen todos los ingredientes.

Rectifica el sazón y agrega sal y/o pimienta si lo requiere.

Utiliza el pesto en panes, pastas, pollo o pescado.

Si no se va a consumir de inmediato refrigerar o cogelar.