Se acercan las vacaciones y si eres un agricultor urbano y tienes planeado salir de la ciudad unos días, seguramente estarás preocupado con lo que le pasará a tu hortaliza en tu ausencia.

Es un buen momento para que hagas un recuento de tu lista de familiares, amigos o vecinos de confianza a los que les puedas pedir que vayan algunos días a tu casa a regar las plantas. Si tienes la suerte de que alguien pueda ayudarte a realizar esta tarea, no olvides explicarle cuándo y cómo debe regar tus plantas para evitar dañarlas.

Ahora que si nadie puede ayudarte, no te preocupes, la idea de este post es darte algunas ideas de cómo puedes asegurarte que tus plantas tengan el agua que necesitan durante los días que te ausentarás.

MACETAS_AUTORIEGO1Existen en el mercado distintos tipos de macetas (foto superior derecha) que tienen un depósito de agua para que no tengamos que regar tan seguido nuestras plantas. También existen accesorios como los “globos de agua” (foto superior izquierda) que cumplen bien la función de regar pequeñas macetas. Sin embargo hay maneras de hacer nuestros propios productos gratis, con materiales reciclados.

autoriegoAPara hacer tu propio “globo de agua” vas a necesitar una botella vidrio, tan grande o pequeña como la cantidad de días que te encontrarás fuera o según el tamaño de tu macetas. Si vas a salir de vacaciones varios días quizá una botella de vino pueda funcionar.

Sólo tienes que llenar la botella con agua y enterrarla en el sustrato de tu contenedor. Ese movimiento debes hacerlo lo más rápido que puedas para que el agua no se salga toda de un jalón. Ten cuidado al enterrar la botella pues el vidrio podría llegar a romperse si tu suelo es muy duro o tiene piedras.

Este método funciona mejor si el sustrato de tus plantas se encuentra húmedo antes de enterrar la botella, así que asegúrate de darle una última regada antes de salir de vacaciones.

autoriegoBPara hacer tu propia maceta con depósito de agua, necesitarás una botella de plástico y unas tiras de tela absorbente. Las botellas de 5 litros pueden funcionar bien por su tamaño o lo mismo puedes replicarlo con un garrafón para tener aún más espacio para plantar. Deberás cortar la botella a la mitad, meter las dos tiras absorbentes por el cuello de la botella y llenar la parte superior con el sustrato. El agua la vas a poner en la parte inferior de la botella que ahora funcionará como depósito. La planta irá absorbiendo el agua que vaya necesitando a través de las tiras de tela mediante un proceso llamado capilaridad. Asegúrate que el depósito de agua nunca se encuentre vacío.

autoriegoCOtra maneras de mantener hidratado el suelo de tu huerto puede ser enterrar en el sustrato una botella de plástico con varias perforaciones muy pequeñas. Deja la boquilla fuera del suelo para que se asome y puedas rellenar la botella con agua cada vez que sea necesario. El sustrato irá absorbiendo el agua de la botella de manera que las plantas lo vayan necesitando.

autoriegoDPor último te queremos dar otro tip que hemos aplicado en nuestro huerto y ha funcionado de maravilla. Se trata de un método que utiliza los conceptos de evaporación y condensación para solucionar el problema del riego en el huerto. Se trata de enterrar en el suelo de nuestro huerto una botella de plástico partida por la mita. Esa botella la llenaremos de agua y la cubriremos con la mitad de otra botella de plástico de mayor tamaño. El sol calentará el recipiente y comenzará a hacer que el agua se evapore, como la botella exterior no permitirá que el agua salga, comenzará a condensar y a bajar por las paredes de la botella exterior. De esta manera el agua llegará de nuevo al sustrato y mantendrá húmedo a nuestro suelo. Al ser un proceso más lento, podemos asegurarnos de que nuestro huerto se encontrará húmedo durante más días.

Esperamos que estos consejos te resulten prácticos para que puedas salir de vacaciones con la tranquilidad de que tus plantas estarán sanas y tu sustrato húmedo en tu ausencia. Seguramente las plantas extrañarán tus cuidados pero estarán bien para recibirte.