La base para tener un huerto sano y productivo, es tener un suelo bien nutrido.

Distintos métodos de cultivo proponen diferentes combinaciones para un buen sustrato en con contenedores.

Puedes empezar con una mezcla de 70% de tierra negra o tierra de hoja y 30% de composta.

Existen características que indican que el sustrato es adecuado para el crecimiento y nutrición de las plantas:

  • Olor fresco.
  • Que sea airoso.
  • Que no sea ni muy arcilloso ni muy arenoso.